ANA &CHUS | BODA PALACIO DE LARRINAGA | EL CACHIRULO

10 septiembre, 2021/Sin categoría
Home/Blog/Sin categoría/ANA &CHUS | BODA PALACIO DE LARRINAGA | EL CACHIRULO

ANA &CHUS | BODA PALACIO DE LARRINAGA | EL CACHIRULO

FOTOGRAFO DE BODAS ZARAGOZA

Sube el volúmen y dale al play!

La boda de Ana y Chus se celebró en el Palacio de Larrinaga de Zaragoza, un lugar con una bonita historia de amor.

Disfrutaron de su gran día rodeados de sus amigos y seres más queridos. Sin nervios, dándolo todo en de cada momento, cada palabra y cada gesto.

Enhorabuena Ana y Chus!

En la parte final os dejamos la bonita historia de amor gracias a la cual se edificó el Palacio de Larrinaga.

PROVEEDORES BODA ZARAGOZA

Gracias a todos los profesionales que han hecho posible que fuera un día inolvidable:

Peluquería: @leonardopeluquerias

Maquillaje: @anika_hairstyler

Vestido Novia: Rosa Clara

Traje Novio: Cardiff Moda Hombre

Ceremonia: Palacio de Larrinaga

Banquete: Grupo el Cachirulo

Fotógrafos: Roberto Montorio y Alejandra Lacosta

La Historia del Palacio de Larrinaga

El Palacio de Larrinaga de Zaragoza esconde entre sus muros una bella historia de amor.

Es a finales del siglo XIX cuando Miguel Larrinaga (un importante naviero vasco) conoce, mientras estudiaba en Zaragoza, a Asunción Clavero (una joven aragonesa) al asistir a un servicio religioso en la Basílica del Pilar. Fue un flechazo.

Se enamoraron, se casaron y se fueron a vivir a Liverpool donde tuvieron tres hijos y estaba la sede de la naviera de Miguel. En prueba del amor que Miguel le tenía a su esposa, le prometió que cuando se jubilaran regresarían a Zaragoza, en lo que bautizó como Villa Asunción en reconocimiento al esfuerzo que hizo su mujer al dejar su tierra atrás.

Es por ello que a principios del siglo XX el  arquitecto Félix Navarro (uno de los arquitectos más importantes de la ciudad en esa época) comenzó la construcción de un palacete de estilo ecléctico e inspirándose en elementos neorrenacentistas. En aquel momento se encontraba alejado del casco urbano de Zaragoza, en el barrio de Montemolín, pero actualmente se encuentra plenamente integrado en la ciudad. Durante años el matrimonio supervisó la construcción de hasta el último detalle del palacio.

El proyecto comenzaría en el año 1901 y se finalizó en 1908, para que el matrimonio formado por Miguel Larrinaga de Luzárraga y Asunción Clavero disfrutaran de la jubilación cerca de la tierra que vio nacer a Asunción, pero la mala salud de ella no permitió que se consumara ese futuro idílico. Asunción muere en 1939.

Miguel no se imaginaba la vida en ese palacio sin su esposa por lo que lo puso a la venta en 1942. Giesa fue la empresa que compró la parcela incluido el palacio, construyendo su fábrica en los terrenos adyacentes (se conserva con el nombre de Schindler) e instaló sus oficinas en la casa para lo cual se deshizo de todos los muebles originales. Al poco tiempo la parcela se pone de nuevo a la venta, siendo los compradores los Hermanos Marianistas quienes lo usan como colegio residencia. Finalmente lo compró Ibercaja en 1993, su actual propietaria, Tras las obras de restauración acometidas por los arquitectos Luis Franco y Mariano Pemán, el Palacio de Larrinaga es actualmente la sede del Patronato Cultural de Ibercaja. También acoge el Centro de Documentación de la entidad en Zaragoza, así como varias bibliotecas adquiridas por el banco que lo restauró y lo amueblo con mobiliario de su colección privada recuperando todo su esplendor.

Actualmente, en el palacio se realizan eventos y es escenario de celebraciones como bodas, comuniones, eventos de empresa, congresos…, además, organizan visitas guiadas.

El complejo dispone de un salón de hasta 140 comensales con jardines privados y cocina propia que ofrece propuestas gastronómicas del Grupo El Cachirulo un reconocido grupo hostelero, con rincones perfectos y muy acogedores

Palacio de Larrinaga

En él trabajaron muchos de los mejores artesanos de Zaragoza haciendo vidrieras, mosaicos, relieves, cerámica, rejas, yeserías…

Por todas partes hay barcos, anclas, cuerdas, caballitos de mar… y otros elementos decorativos que aluden al mar y al comercio marítimo, ocupación de los Larrinaga.

Es un voluminoso edifico de cuatro fachadas con torres en sus ángulos. Tiene planta cuadrada y sus dependencias se distribuyen en torno a un espacio central cubierto con cúpula.

El interior del palacio se estructura en cuatro plantas: sótano con dependencias auxiliares; planta baja; con despacho, comedor principal, y el salón francés; la zona privada de la familia y la capilla en la planta superior y el ático que alojaba las habitaciones del personal de servicio.

En la parte posterior se construyó un mirador acristalado en forma de exedra. Las torres no cobijaron ninguna dependencia especial, tan solo fueron espacios abiertos. A ellas se accedía desde el interior y desde la galería de la fachada principal.

Todo el espacio interior se decora mezclando elementos de estilo plateresco, barroco y rococó, realizados en diversos materiales. De forma singular, dos de las habitaciones principales contaron con una gran chimenea en piedra decorada con motivos renacentistas. También la capilla estuvo decorada con esmero. Contó con preciosas vidrieras en sus vanos y cuidados pavimentos en madera.

Al exterior, el elemento más significativo es la gran fachada principal y las cuatro torres de las esquinas, que sobresalen en altura. La fachada principal se divide en dos grandes galerías abiertas por arcos. Sobre las galerías se aprecia una cubierta tranqueada y el remate octogonal de la cúpula.

Para decorar su exterior se utilizó azulejería y elementos decorativos en piedra realizados por el escultor Carlos Palao. Las torres se cubren también con azulejos realizados a la cuerda seca. La fachada principal es la más decorada y en ella destaca, sobre todo, el mural cerámico que preside la arcada superior, inspirado en el comercio naval.

El mural cerámico de la fachada principal podría ser obra del ceramista Enrique Guijo Navarro, según los estudios realizados para la restauración del palacio en 1996.

© Roberto Montorio Photography

Fotógrafo Bodas Zaragoza – Huesca – Teruel

Agregar comentario

Roberto Montorio ©. Todos los derechos reservados / Diseño web: El Calotipo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies